Experimentos con agua-01

Vamos a realizar un experimento muy sencillo en el que estudiaremos de qué depende la permeabilidad de un material y comprobaremos los efectos de la tensión superficial del agua.

Para ello sólo necesitamos una jeringuilla, dos botes (uno de ellos con tapa roscada), un trozo de tela (por ejemplo de un pañuelo) y una goma elástica.

 

En primer lugar, introducimos agua en un primer bote para, a partir de él, llenar una jeringuilla con agua.

Después, vamos a utilizar la tela como tapa del bote roscado, colocándola encima y ajustandola (bien tensa) con la goma elástica. Como verás parece que el bote lleva turbante.

 

Proseguiremos acercando la jeringuilla con agua al bote que acabamos de preparar. Colocamos la jeringuilla apoyándola levemente sobre la tela (sin presionarla demasiado para que no se destense). Y ahora la vaciamos. Como comprobarás el AGUA ATRAVIESA la tela, sin prácticamente mojarla ni derramarse por fuera. Es como si la tela no existiera. ¿Por qué ocurre esto?.

Si hubieras realizado el experimento echando el agua desde el primer bote y no desde la jeringuilla comprobarías que poca agua entraría en el bote preparado, la mayor parte de ésta se desparramaría por la tela. ¿Por qué parece variar la permeabilidad de la tela, si en los dos casos su porosidad no se ha alterado y el fluido es el mismo?. ¿Qué es lo que ha cambiado?. Efectivamente ha variado la presión del agua incidente. Como has podido comprobar la PERMEABILIDAD de un material depende de la PRESIÓN del fluido que lo quiere atravesar. Si la presión del agua aumenta, ésta atraviesa a mayor velocidad los poros del material.

Vamos a comprobar que la tela sigue bien tensa y ¡hop! ponemos el bote boca abajo. ¿Qué crees que ocurrirá ahora?. ¿Se saldrá el agua?. Al fin de al cabo la fuerza de la gravedad la está empujando hacia abajo. Pues bien, como puedes comprobar, el agua NO ATRAVIESA la tela y se mantiene dentro del bote, que no se vacía como esperabas.

¿Pero qué ocurre si apoyo el bote boca abajo sobre mi mano?. Fíjate, el agua comienza a atravesar la tela y empieza a fluir por la mano. Parece que ahora el agua sí hace caso a la fuerza de la gravedad. ¿Por qué ocurre esto?.

Pues bien, la responsable de lo que ocurre en estas dos últimas experiencias es la tensión superficial del agua. Al poner el bote boca abajo y mantenerlo suspendido en el aire, la tensión superficial del agua mantiene a sus moléculas unidas formando una delgada película, y el agua no atraviesa la tela. Pero al rozar la tela con un cuerpo rugoso (en este caso la mano) se rompe la tensión superficial del agua, y por ello el agua comienza a fluir hacia abajo como consecuencia de la gravedad.

Puedes repetir este experimento en casa. Si quieres ver el experimento de manera más detallada, pincha aquí

About these ads

~ por Lidia RANZ VILLARINO en 12 agosto 2008.

6 comentarios to “Experimentos con agua-01”

  1. muy bueno el experimento me sirvio para dar clases a mis niños de nivel inicial

  2. pues me parecio super chevere aunque es muy sencillo para mi estilo

  3. el experimento esta muy bueno me sirbio para mi hija en el dia de la ciencia en su colegio

  4. ME PARECIO UN EXPERIMENTO MUY INTERESANTE

  5. me ayudo mucho para mi tarea de ciencias me pusieron un 10 okey chao…

  6. muy bueno ese experimento..me sirvio para una tarea d cincias..!!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: