Desconocida Centroamérica

¿No es ciertamente presuntuoso por parte de Estados Unidos denominarse así mismo América?. ¡Cómo si fuera el único país del continente …!. Los estadounidenses han universalizado tanto su modo de vida y su cultura que han apantallado al resto de sus vecinos. Por ello, quizás gracias a su ausencia notable en la EXPO, podemos apreciar la riqueza y la diversidad de la otra América, la latina, la que se reúne en el Pabellón de las Américas.

De ésta, me ha llamado especialmente la atención Centroamérica, la América más desconocida.

Las palabras sagradas del Popol Vuh de los Mayas nos sumergen en las profundidades de Centroamérica, serpenteando entre los diferentes países que la componen.  Primera parada en Guatemala, ¿has oído hablar de la pirámide de Tikal, donde se encontraba uno de los centros neurálgicos de la cultura maya?

También me ha gustado el Pabellón de El Salvador, en el que se nos propone un juego con el ordenador. En un lado de la pantalla se muestran algunas partes fragmentadas de su flora más singular, de los animales más típicos de su fauna, o de parajes naturales de especial relevancia. En el otro lado de la pantalla sus nombres (algunos conocidos como el quetzal y el ocelote, aunque la mayoría desconocidos …). ¿Habías oído hablar del micoleon o de la pava negra,… ¿Sabes que muchos de ellos están en peligro de extinción?.

Me ha gustado mucho el Pabellón de Nicaragua, donde también se muestra parte de su singular fauna, como el mono araña, el tapir, el jaguar o el manatí. ¡Fijaros qué diferente!. 

Es un mamífero acuático, y a pesar de su gran tamaño es herbívoro, por lo que también se le apoda “vaca marina”. Sus dos patas delanteras se han convertido en aletas y la parte de atrás es redondeada, como la de los peces. ¿Sabíais que los navegantes españoles cuando los avistaron pensaron que eran sirenas?.

En el Pabellón de Nicaragua se ofrecieron amablemente a contarnos una bonita historia sobre los manatíes, que os reproduzco. Antes de la Conquista Española, los manatíes eran bien conocidos por los Indios Mayas, quienes apreciaban mucho su fina carne, que ahumaban de una manera especial llamada “bucán”. Los conquistadores españoles pronto se aficionaron a la carne del manatí, convirtiendo a ésta en un producto importante en sus dietas. La buena conservación del bucán favoreció que éste se embarcara en los galeones españoles. Los tesoros de los barcos españoles pronto atrajeron a los piratas, que se instalaron a lo largo de toda la costa. Estos piratas rapiñeros se alimentaban fundamentalmente de bucán, y de ahí proviene el nombre con el que se les conocía: ¡bucaneros!.

En el Pabellón de las Américas también nos muestran cómo el agua está íntimamente presente en la vida de muchos de sus pueblos. En el nacimiento, en la muerte, en el equilibrio, …. como en un museo podemos admirar diferentes esculturas, utensilios y vasijas (algunas de ellas muy antiguas) pertenecientes a estos pueblos, y comprender cómo el agua era primordial en su universo. ¿Sabes que la escasez de agua pudo ser una de las causas de la caída del imperio maya?.

~ por Lidia RANZ VILLARINO en 20 julio 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: