Qué es y qué no es la EXPO (I)

Me han llegado noticias de que algunos habéis ido a la EXPO y os ha desilusionado, por eso quería explicaros qué es la EXPO y qué no es, para que sepáis bien lo que os vais a encontrar.

Lo primero y más importante, la EXPO NO ES UN PARQUE DE ATRACCIONES, si alguien busca este tipo de diversión le recomiendo que vaya a Port Aventura, a Terra Mítica o a cualquier otro parque temático. La única “atracción” que uno puede encontrar en la EXPO es “Agua extrema”, pero yo no considero que sea en sí misma una atracción, sino una forma divertida para concienciarse acerca de los peligros de fenómenos naturales como tsunamis o huracanes (cuya virulencia parece que se está incrementando en los últimos años ….).  En el pabellón de Kuwait hay un espectáculo 4D (con una cola larguísima) y al que no he ido todavía, pero dudo mucho que la espera merezca la pena, aunque ya os contaré cuando me anime…. En el Pabellón de Andorra hay dos simuladores (uno de esquí y otro de bici de montaña) y en el Pabellón de Rusia hay otro simulador sobre un viaje en el agua.

El tema de esta exposición es el AGUA, un recurso que es escaso (y que aún lo será más en el futuro), que pertenece a todos y a cada uno de nosotros, y que por ello debemos intentar salvaguardarlo y llegar a un consenso acerca de su gestión. Por y para ello, los distintos países (y comunidades autónomas) han creado sus pabellones para mostrarnos cómo se relaciona el agua con su cultura, cómo gestionan el agua, o cómo están trabajando en pos de un desarrollo más sostenible. Cada país ha diseñado su pabellón y lo que quiere transmitir con más o menos esfuerzo o con más o menos ingenio.

Hay pabellones que me parecen muy interesantes por distintos motivos, como os estoy intentando explicar en el blog. En algunos se puede aprender mucho sobre ciencia y tecnología (como en el OIKOS, en los pabellones de Alemania, Hungría, Grecia, …), sobre historia (en el de Grecia o en el de Italia), hay pinceladas de arte (como el de Bélgica, Egipto, las Américas o el de la Santa Sede), o bien se nos permite acercarnos a culturas y hábitats diferentes (como el de África Subsahariana, el de las Américas, el de Corea o el de Marruecos). Estos pabellones que están muy bien concebidos requieren un TRABAJO ACTIVO por parte del visitante. La mayor parte de la información está en paneles o en pantallas interactivas, y para disfrutarlos en todas sus posibilidades hay que ir leyendo, interactuando, e incluso preguntando a los voluntarios y trabajadores. En muchos pabellones (como en los de Nicaragua o El Salvador) me han ofrecido amablemente explicaciones curiosas que no estaban en los paneles …

Obviamente, visitar así los pabellones es cansado, por ello recomiendo hacer una parada de vez en cuando y disfrutar de los pequeños espectáculos que hay dentro y fuera de los pabellones: música latina, africana, incluso europea (como en el Pabellón de Suiza), títeres, teatrillos, etc. Aunque recuerda que la EXPO TAMPOCO ES UN MACROCONCIERTO o  un expositor de actuaciones. No vengas pensando que hay actuaciones impresionantes que no te puedes perder, porque te puedes decepcionar. Aunque ciertamente hay espectáculos, actuaciones y conciertos que están muy bien.

De los espectáculos fijos me han gustado el hombre Vertiente y la cabalgata del Circo del Sol. El ICEBERG no me ha parecido mal, aunque no lo tildaría de impresionante como se publicita, de hecho el final me resulta un poco lento y duro . Pero recordad que todos estos espectáculos están de alguna manera relacionados con el agua y buscan suscitar la reflexión del público, no son “pura diversión”.  Algunas actuaciones diarias van cambiando, estando algunas de ellas relacionadas con el día del país (ha habido algunas que me han encantado como la de los derviches turcos y otras que me han parecido más flojas, aunque siempre interesantes). Los conciertos nocturnos son muy variados y dependen mucho del día, ya que puede haber desde una zarzuela, hasta música irlandesa, brasileña, africana, setentera, …. Por lo que si sólo vienes un día y puedes elegir cual, asegúrate que te gusta ….

La EXPO NO ES UN MUSEO. Si bien hay algunas obras de arte y el acuario es único, no hay exhaustivas explicaciones al respecto, pero puedes profundizar comprando los libros que hay sobre distintos pabellones ….

LA EXPO NO ES UN MERCADILLO. Hay pabellones que en mi opinión son muy poco afortunados (de hecho algunos como el de Nigeria rozan el surrealismo), no se han molestado en hablar sobre el agua, y han aprovechado sus espacios para promocionar turísticamente sus países o para montar tenderetes y vender sus productos típicos.  Y cuidado porque los precios no son precisamente bajos …. A mí estos pabellones no me han gustado y he entrado y salido de ellos muy rápidamente. Sin embargo, hay mucha gente mirando y ¡comprando!…

Fijaros todo lo que no es la EXPO, pero apreciad también que tiene un poco de todo, y que es un espacio en el que se puede aprender mucho ….

Bueno, espero que esto os sirva un poco para haceros una idea. Mañana os sigo contando….

~ por Lidia RANZ VILLARINO en 23 julio 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: